Secretos de la Cosmética Asiática

Los secretos de la cosmética asiática

Las cremas Blemish Balm se han puesto de moda en occidente el combinar tratamiento y maquillaje en un solo producto. El resultado, un aspecto natural y una piel aterciopelada.

 

Una piel perfecta, que no muestre signos de cansancio o envejecimiento. Ese es el objetivo de cualquier cosmético que se precie y también de una buena sesión de maquillaje. La tendencia pasa por lucir un cutis de porcelana. De ahí, que las cremas Blemish Balm (bálsamo perfeccionador) estén adquiriendo cada día más notoriedad en todo el mundo.

Desde hace décadas es uno de los artículos más demandados de la industria cosmética asiática, dados sus magníficos resultados: pieles suaves como las de un bebé. Alcanzaron gran popularidad gracias a la intensa promoción de las celebrities de Corea del Sur, pero también por el impulso de las marcas de belleza ‘low coast’. En los últimos años, han traspasado las fronteras y están despertando un gran interés dentro del mercado europeo. Precisamente, es en Europa donde nació la primera Blemish Blam (su creadora fue Christine Schrammek). Era utilizada en los años 50 por los dermatólogos alemanes para calmar la piel después de un peeling facial u otros procedimientos agresivos; logrando suavizar, regenerar y proteger la piel, además de hacer desaparecer las rojeces. Múltiples ventajas que, sin embrago, no cuajaron entonces en Europa.

Dos en uno

Los coreanos perfeccionaron el producto, incorporándole ingredientes antiedad, antiacné, antimanchas, etc. y creando una amplia gama de opciones y de tonalidades. El secreto de su éxito está en el aspecto natural que proporciona y en la combinación de tratamiento y crema de color capaz de cubrir imperfecciones en un único producto. Este tipo de cremas parecen un producto milagro ya que dejan la piel aterciopelada, tiene protección solar, borran defectos, unifican, iluminan e hidratan.

Su difusión on-line despertó el interés en el mercado occidental y la compra a través de Internet de marcas asiáticas como Etude House, Missha, Skin Food o BRCT. Conscientes de esta incipiente cuota de mercado, las grandes firmas han empezado a trabajar en productos de belleza basados en las bondades del Blemish Balm.

Clinique ha lanzado Age Defense una crema antiedad que incorpora este codiciado bálsamo reparador; mientras que Esteé Lauder cuenta con la línea CyberWhite -aún no están disponibles en nuestro país-. También las prestigiosas marcas MAC, Maybelline y Bobby Brown están trabajando en cosméticos que incorporen este ingrediente.

En España, Erborian fue la primera en poner a la venta una crema BB. Lo hizo en 2009. Siguiendo su estela, Garnier lanzó en mayo su bálsamo perfeccionador, muy económico y pensado para todos los públicos. Cuatro meses después, UNE Beauty comenzaba a vender una crema en polvo que incluye Blemish Balm y que sólo está disponible en El Corte Inglés. Completan la lista Vichy con su Neovadiol Luminosidad y Skin 79. La firma coreana ha abierto un centro en el barrio de Salamanca, en Madrid (el primero de Europa).

Las cremas BB se pueden usar directamente o sobre la crema hidratante. Al tener color es conveniente retirarla con un limpiador de rostro.

Fuente:http://www.guialomejordelmundo.com/es/moda-y-belleza/cosmeticos-y-maquillaje/1819/los-secretos-de-la-cosmetica-asiatica.html

Acerca de Sheilly Núñez

Cluster Manager de Productos de Belleza
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s